Cómo hacer posicionamiento orgánico en Google

Cómo hacer posicionamiento orgánico en Google

El posicionamiento orgánico, también llamado posicionamiento natural, es la ubicación o posición que ocupa una página o sitio web en el índice de resultados de un buscador cuando los usuarios realizan una búsqueda al escribir determinadas palabras llamadas “palabras clave”.

¿Qué es el posicionamiento orgánico?

El posicionamiento orgánico (o también llamado natural) es el posicionamiento en para una consulta en un buscador que se da sin hacer uso de la publicidad. Por el contrario el posicionamiento inorgánico es aquel que se da a través de la compra de publicidad PPC (Pago por click) a través de herramientas como Google Adwords.

Conseguir posicionarse en el buscador de forma natural sin publicidad es una gran ventaja ya que no implica el pago de una determinada cantidad cada vez que una persona hace click y puede atraer un gran número de visitantes a nuestra página web.

Además el SEO atrae una cantidad recurrente de visitantes más estable que otras fuentes de tráfico como pueden ser las redes sociales o la publicidad en sus diferentes tipos.

¿Cómo posicionarse orgánicamente en Google?

No existe una receta exacta que nos indique cómo conseguir aparecer en los primeros resultados del buscador. Los criterios por los que Google ordena los resultados de las SERPs (Las páginas de resultados del buscador) son secretos y no se sabe en qué medida influyen más o menos los pocos que se conocen. Además por si esto fuera poco Google hace cambios frecuentes en su algoritmo, por lo que es frecuente que haya cambios en los resultados para una determinada búsqueda. Sin embargo tenemos algunas pistas que nos ayudan a saber cómo mejorar el posicionamiento natural de nuestros artículos.

Crear un contenido de interés para el usuario

Lo primero que debes hacer es pensar qué es Google y para qué sirve. Evidentemente Google es un buscador que ofrece resultados de la web que puedan solucionar el problema que el usuario le ha consultado, incluso diremos más, Google no solo busca ofrecer resultados que puedan solucionar la consulta del usuario, sino que busca las mejores soluciones para ese problema. Para saber si un resultado ofrece una solución adecuada al usuario Google se basa en muchos criterios, algunos de los cuáles son los siguientes:

  • Longitud del texto: Generalmente Google considera que 600 palabras pueden solucionar mejor un problema que 200, esto no siempre es así, pero es uno de los factores que pueden influir en el posicionamiento.
  • Material gráfico: la presencia de imágenes o vídeos en el artículo indica a Google que el artículo está complementado con información audiovisual.
  • Links: si nuestro artículo referencia otras webs de referencia Google considera que nos hemos documentado para la elaboración de dicho artículo.
  • Al final lo importante para Google es la experiencia de usuario porque lo que Google busca es satisfacer al usuario y darle una solución a su problema y por ello eso es en lo que nosotros nos debemos enfocar más allá del SEO.

Tener una web rápida y adaptada a dispositivos móviles

Google ha ido evolucionando con el paso del tiempo y ya no solo se preocupa de que la información que suministra a sus usuarios sea útil. Ahora también busca que el usuario pueda acceder rápidamente a esta información y que la pueda ver correctamente si accede a ella desde un dispositivo móvil. Por ello es importante que nuestra web se cargue rápidamente (lo ideal es que tarde menos de 3 segundos) y por supuesto que tenga un diseño adaptado a móviles. Google ya ofrece distintos resultados en función del tipo de dispositivo desde el que se haga la búsqueda y actualmente más del 50% de las búsquedas se hacen desde dispositivos móviles, por lo que tener una web adaptada a móviles es imprescindible ¿cómo sabemos cómo valora Google la velocidad de nuestra web y si está adaptada a móviles? Pues muy fácil, usando su herramienta Page SpeedInsights.

Publicar con frecuencia

A Google también le preocupa que las webs a las que dirige a sus usuarios estén cuidadas y actualizadas, para ello controla la frecuencia de publicaciones que tenemos en nuestra web y de esta forma sabe si nuestra web está activa y debe recibir tráfico del buscador.

Conseguir enlaces a nuestra web

Fruto de la creación de contenido de interés para el usuario, otras webs crearán enlaces hacia la nuestra. Estos enlaces son la forma en la que una web le dice a Google que otra web tiene información relevante. Estos enlaces se pueden conseguir de forma natural y además existen multitud de técnicas del llamado “linkbuilding” para conseguir enlaces entrantes hacia nuestra web.

¿Cómo escoger qué palabras clave posicionar?

Lógicamente no podemos empezar a escribir porque sí sobre cualquier tema esperando aparecer en Google. Debemos seguir una estrategia que nos permita posicionar nuestras páginas para las palabras clave que nos interesan. Es posible que tú tengas una idea sobre las palabras para las que te interesa ser visible en Google, pero hay herramientas que nos pueden ayudar a ello mejor que nuestra intuición. Estas herramientas nos permiten saber el número de búsquedas mensuales que se realizan para una determinada búsqueda o búsquedas relacionadas.

De esta forma si por ejemplo queremos vender zapatos, podemos ver cuantas veces se busca esa palabra, o si la gente busca más “comprar zapatos” o “zapatos baratos” o “zapatillas”, etc. Para hacer este tipo de investigaciones podemos usar el planificador de palabras clave de Google AdWords.

Esta herramienta, como podéis ver en la imagen, nos indica el promedio de búsquedas mensuales para una lista de palabras relacionadas con el término que hayamos introducido como sugerencia. Además nos indica la puja y competencia a nivel publicitario en AdWords (recordad que esta es una herramienta para fines publicitarios, aunque también se use mucho para el SEO) De esta forma podemos saber qué palabras tienen más búsquedas y pueden atraer más visitas y negocio a nuestra web. Sin embargo también debemos tener en cuenta que las palabras con un mayor volumen de visitas también suelen ser más complicadas de posicionar, por lo que conviene buscar palabras que al buscarlas en google no aparezcan un gran número de resultados (justo encima de los resultados Google nos muestra cuantos resultados hay para esa búsqueda y el tiempo que ha tardado en realizarla). Esto es lo que se conoce como “Estrategia Longtail” o de la “larga cola”, en la que se trata de conseguir visitas de muchas palabras clave poco competidas pero sin mucho volumen, en lugar de atacar palabras más complicadas de posicionar y con un gran volumen de visitas.

¿Cuanto podemos tardar en posicionar una web en Google?

Seguro que si estás trabajando para que tu web aparezca en Google estarás deseando ver los resultados cuanto antes ¿verdad? Sin embargo he de darte malas noticias, normalmente tardaremos varios meses en ser visibles para Google, pero poco a poco generando contenido iremos viendo resultados. Para ello no tienes más que ir generando contenido de calidad y cuidar el SEO onpage de tus artículos para ayudar a Google a estructurar y jerarquizar mejor nuestro contenido.

Con el paso del tiempo empezaremos a ver resultados, primer llegaremos a la segunda página, luego a la primera y finalmente conseguiremos algunas primeras posiciones. Lo importante es tener en cuenta estos factores y seguir nuestras indicaciones para tener un mejor SEO onpage.